sábado, 13 de noviembre de 2010

Comentario Que Parece Exagerado Pero En Realidad Es Justo Sobre Los Recitales De McCartney En Argentina

Y pasaron los recitales de Paul nomás.

No fue la primera vez que estuve MUY expectante (contando días y horas) por unos recitales, pero cada vez que pasa parece la primera y la más importante. Una sabe que va a estar todo bien, pero se impacienta demasiado. Es como si tuvieses la verga parada desde el día que compraste la entrada, y querés meterla y serruchar por 3 horas seguidas, para terminar en la acabada más fenomenal de tu vida. Después habrá otras, pero en ese momento esa parece la más importante.

En el 2012 se van a cumplir 50 años que Paul McCartney viene llenando al mundo con canciones hermosas (algunas “tontas canciones de amor” con mucha onda). Hay gente que reconoce a los Beatles pero no le gustan los discos de Wings o los solistas de Paul. Casualmente, es la misma gente que no se tomó el “trabajo” de escucharlos. Yo considero que si Paul no hubiese integrado un grupito llamado The Beatles, y solo hubiese tenido una carrera solista que hubiese empezado en 1970 con un disco llamado McCartney, sería uno de mis artistas más admirados (más que Elton John o David Bowie, por poner ejemplos de otros talentosísimos.) Pero encima de su prolífica carrera solista, Paul sí estuvo en The Beatles, y además fue su motor (las mejores canciones escritas por John se deben a que no quería perder una “competencia” ante un Paul hiper activo y creativo que venía todo el tiempo con temas espectaculares) (mientras George estaba metido en otros temas, y John un poco desencantado de todo, era Paul el que le metía ganas y garras al grupo.)

Algunas personas, encima, dicen gustar de los Beatles pero no se bancan a Paul (algo tan pelotudo como decir que te gusta ir a McDonald pero solo por las papas fritas). Estas personas, es obvio, no conocen la historia. Lo más loco es que parecen hablar desde un nivel de superioridad, parecen decirte que ellos son mejores que Paul, cuando hasta en la oscuridad se ve que no llegan ni una célula de la uña del dedo chiquito del pie de Paul. Pero bueno… allá ellos… si algo he aprendido en esta vida es que no debe discutirse con gente que piensa así. Que se queden en la casa mirando a tinelli mientras yo me voy a ver a Paul McCartney, a quien admiro con la misma intensidad que a John y a George.

Cuando tenía 25, Paul compuso una canción donde imaginaba su futuro a los 64 años. Se imaginaba viejo y retirado, y se preguntaba si lo iban a seguir queriendo. Se imaginó mal. A los 68, todavía iba a estar rockeando con una banda espectacular, en recitales de casi 3 horas donde tocaría casi 40 canciones hiper emocionantes. El futuro llegó y es maravilloso (obvio que sería mejor con 30 años más de discos solistas de John también, pero no deja de ser maravilloso.) Paul tiene más de mil millones de dólares, así que es fácil darse cuenta que sale de gira porque tiene ganas. Además, le pone mucha onda para que todo el mundo esté feliz y la pasa bien.

El set list de ambas noches fue casi perfecto, aunque esto tiene una trampa: cualquiera de sus canciones es conmovedora (igual, hay que reconocer que está hecho para dejar conforme a cualquiera). Si me daban a elegir, hubiese dicho: toca Hey Jude, Maybe I’m Amazed, Every Night, y las otras que vayan a sorteo. ¿Cuál es? A esta altura, me da lo mismo escuchar a Paul tocando solo con su guitarra Yesterday (Help!, 1965) que Put It There (Flowers In The Dirt, 1989.) ¿Cuál es el problema si cambiaba Day Tripper por We Can Work It Out o Eleonor Rigby por C Moon? ¡Aguante Call Me Back Again! ¡Está todo bien! Lo importante era tenerlo a Paul cantando casi 40 canciones durante 3 horas. Creo que ambas noches, la canción que más disfruté fue Dance Tonight, pero me cuesta decirlo porque estoy siendo injusto con el resto de las casi 40 canciones perfectas que tocó cada noche.

Fui los 2 días, a la fila 29 y a la fila 30 (desde la segunda función, veía mi sillita de la primera.) El primer día fui solo (gracias a Lean SNM) y me tocó al lado de una mina re-copada y de dos ecuatorianas, una de ellas muy ansiosa. Nos pregunta la hora a cada minuto (sin exagerar.) Pero cuando empezó… ¡no se sabía las letras! La otra mina y yo cantamos cada canción (haciendo todos los falsetes y gritos) mientras que la ecuatoriana solo se sabía algunos estribillos. En la segunda función, fui con una amiga y su hermana. Mi amiga es hiper enferma de los Beatles (especialmente de Paul) (para que se den una idea, había escrito esto en su blog) y me valora muchísimo, así que nos presentó de la siguiente forma: “Te presento al tipo más copado del mundo, ella es la mujer más pelotuda del mundo”. Cuando terminó el recital, le pregunté si ahora se podía morir tranquila, y respondió algo que me hizo reír mucho y le dio mucha vergüenza a su hermana. Estuvimos como borrachos durante todo el recital aunque no habíamos bebido nada.

En la primera función, vi a Charly García. Pasó por al lado mío cuando terminó Helter Skelter. Le grité con todas mis fuerzas: “¡Charly maestro!” pero solo conseguí la mirada de su manager.

En fin, fueron dos de las noches más felices de mi vida, y aunque este blog no pretende contar este tipo de cosas, no puedo evitarlo. Larga vida a Paul McCartney y… ¿por qué no desear que vuelva pronto? (GET BACK!!!!) Este año vi a B.B.King con 85 años (lo había visto por primera vez a los 66 y creíamos que era la última vez.) Cuando vinieron los Stones en el 95, todos pensaban que era la última oportunidad de verlos (por eso fui 4 veces), pero volvieron en el 98, y en el 2006, y los Stones del 2006 casi no tenían nada que envidiarles a los del 95 (¡y dicen que el año que viene salen de gira de nuevo!) Así que… ¿por qué no desear que McCartney vuelva dentro de pocos años y la vida siga siendo así de linda?

http://www.youtube.com/watch?v=1BBbXw8Nl_0





3 comentarios:

You know my name dijo...

Che, podrías sacar el contador, no?
Es bastante deprimente verlo en -4.

Pepi dijo...

no me gusta esa msica que asco

Ale R dijo...

Es que es música para los que, cuando nos explican algo, lo entendemos. Y también para los que nuestras mamás nos dejan tener Facebook.

Además, se escribe música en lugar de msica.