domingo, 20 de noviembre de 2011

Videoclips

Odio los videoclips. Cuando era chico miraba un montón, pero no porque me gustasen sino porque era la única posibilidad de ver en video a algunos artistas que me gustaban. Pero esa estética del artista haciendo la mímica de la canción, y esas imágenes ilustrativas, me parecían una grasada total en casi todos los casos. Reconozco que a veces se logran buenos resultados, pero en general me parecen asquerosos.


Culpa de los videoclips, desde la década del 80, mucha gente se confundió y empezó a escuchar música por la imagen en lugar de por la música. Es algo rarísimo pero a muchos les parece normal. Charly García dijo una vez: “Music is about music, not about MTV”. Me cogería a Madonna antes que a Jimi Hendrix, pero, para disfrutar de la MÚSICA, escucharía infinitas veces Are You Experienced? antes que cualquier disco de esa. No se me ocurre mejor definición de infinito. Sé que a Madonna la produjeron exitosos productores, y quizás algunas de sus canciones sean agradables, pero a mí dame Foxy Lady que seguro que siempre me va a emocionar, aunque Hendrix se haya muerto antes de que yo naciera.

En la década del 80, los contratos discográficos venían con obligación de hacer videoclips. Y los discos más vendidos eran aquellos que tenían un hit acompañado de un video con onda. Culpa de eso tuvimos que escuchar por todas partes temas horribles de artistas con poco talento.

Quizás esa sea una de las razones por las cuales Charly García es mi músico favorito. Prácticamente no hizo videoclips. Cuento solo once en una obra monumental de cientos de canciones hermosas hechas por un verdadero GENIO. Y encima, cuando los hacía, le ponía su toque personal. No se limitaba a hacer mímica e ilustrar con imágenes, sino que saynomoreaba los videos, y el ejemplo máximo está en Influencia. Este es un videoclip digno de ver, porque no está hecho para venderle el disco a los que no lo escucharon, sino como un bonus track del disco (otro versión para los aliados.) El Charly del 2002 jamás podría haber hecho un videoclip normal. Las compañías discográficas podían obligarlo a hacer un videoclip (por un contrato que firmó sin mirarlo mucho), pero jamás iban a obtener un videoclip normal. El Charly del 2002 le ponía frutillitas a las tortas. Con poca guita creaba más arte e ilustraba la canción a la perfección.



Si Charly tenía los dedos muy largos en esa época, era porque tocaba 4 días y dormía 1, así como los que hacen muchas pesas tienen buenos biceps. Los observadores ya se habrán dado cuenta que ya no tiene los dedos tan largos.

Otro que casi no hizo videoclips fue Bob Dylan, por suerte. Una vez lo obligaron a hacer uno, y en una de sus biografías se cuenta que los directores del videoclip se pusieron muy nerviosos porque no podían lograr que Dylan haga bien la mímica. Al final, terminar rindiéndose y haciendo el videoclip con imágenes de obras de arte (y la novedad de subtitularlo), y pocas imágenes de Dylan donde más o menos la embocaba. El tema es BUENÍSIMO (hasta Caetano Veloso lo grabó), y el videoclip es digno de verse nada más que para imaginar lo que pensaría Dylan cuando lo obligaron a hacer eso:



Y por último dejo el videoclip de El Blues De La Artillería de los Redondos, porque me acuerdo cuando Silvio Soldán lo presentó en Domingos Para La Juventud. Cuando terminó, Silvio puso mucha cara de desconcertado porque no había entendido nada, y yo me sentí bien porque sabía adónde apuntaban los Redondos.


Y ahora los dejo porque una parte de mí pide ir a buscar a alguna chica que le guste la cumbia (o ritmos de similar emoción) y drogarse con paco (sin poder controlarlo) porque seguro que ahí está la felicidad.


1 comentario:

M dijo...

Otro video violento y digno es el de la canción de Pearl Jam "Do the Evolution".
El mejor video ever.